Tag Archives: Web

#Facebook suma un botón que permite a grupos de usuarios vender cosas : #SellSomething

11 Feb

Facebook suma un botón que permite a grupos de usuarios vender cosas

Facebook Vender

Facebook permitirá que sus usuarios usen la red social como un mercado de venta . Pero es igual que los sitios de subasta o de ventas de usados, ya que sólo lo permitirá dentro de un grupo.

Así, los grupos dedicados a artículos de venta podrán incorporará un botón Vender a una publicación, junto a una descripción, el precio y el método de entrega. Los creadores también tendrán la posibilidad, luego, de marcar esa publicación como vendida, aunque seguirá disponible para la consulta como parte del catálogo de artículos de venta en ese grupo.

Las nuevas funciones estarán disponibles en la versión Web de Facebook y en las aplicaciones de Android y de iOS en los próximos meses; la compañía puso en línea una herramienta para administradores de grupos que quieran participar.

http://www.lanacion.com.ar/1767290-facebook-suma-un-boton-que-permite-a-grupos-de-usuarios-vender-cosas

Anuncios

#Qlink.it , la herramienta #argentina para compartir mensajes que se autodestruyen

4 Dic

Permite generar textos o archivos encriptados que se autodestruyen una vez abiertos; no tiene costo; la desarrollaron cuatro físicos argentinos

Qlink.it 04

Qlink.it funciona en la Web y en una aplicación para Android.

El investigador argentino Ezequiel Álvarez, creador de Qlink.it, la plataforma que con un clic encripta un mensaje para luego enviarlo de forma segura. Su uso es muy sencillo. Al ingresar en el sitio qlink.it (o al usar su aplicación para Android y, próximamente, para iOS) se ve un cuadro para escribir texto, donde se redacta un mensaje y se le puede adjuntar un archivo. Luego se cliquea un botón y la plataforma -cuyo uso no tiene costo ni requiere crear una cuenta o revelar datos personales- devuelve un link, que sólo puede abrirse una vez.

Qlink.it 02

Ese link “es una llave (que descifra el mensaje) a la cual nosotros no tenemos acceso. Qlink.it genera una llave al azar en función de la velocidad con la que tocás las teclas o movés el mouse. La genera, codifica el mensaje y nos lo manda a nosotros, pero no la llave, que te la muestra como un link”, explicó el desarrollador, que es físico teórico y trabaja en el Conicet, en diálogo con la Agencia Télam.

Qlink.it es una herramienta para comprobar que un mensaje llegó a destino sin ser visto por otros, antes que para proteger completamente su contenido (porque no requiere clave alguna, aunque podría agregarla la aplicación que envíe el enlace).

“Vos la llave se la enviás al receptor como quieras: por WhatsApp, por mail, por Skype … Nosotros no tenemos ni idea de qué tiene esa llave”, agregó.

Qlink.it 03

Según consideró, esa separación es la clave del éxito del sistema: “El mensaje va por el servidor y la llave va por otro lado, que desconocemos. No sabemos quién genera la llave ni quién la recibe. Es topológicamente el mecanismo perfecto, por eso estamos tan entusiasmados, porque encontramos una vuelta y es súper simple de usar”.

Si el enlace no fue usado, el mensaje (cifrado con una llave de 4096 bits) se destruye después de 24 horas.

 

El origen

La idea de hacer Qlink.it surgió como un resguardo para hacer frente a la falta de privacidad en las comunicaciones, una problemática de largo arrastre que quedó en evidencia al conocerse los programas de ciberespionaje masivo con los que un grupo de agencias de inteligencia -en particular la estadounidense NSA, aunque no es la única– tienen la posibilidad de registrar casi todo lo que se transmite por la web y por otras redes (chats, mails, llamadas telefónicas, etc,).

Qlink.it fue concebido en 2010, cuando unos familiares de Álvarez tenían una empresa en venta y necesitaban comunicarse de forma segura. En ese momento “se me ocurrió una versión muy rudimentaria, un link, que cuando lo usás se borra de manera automática”, explicó el investigador, y dijo que entonces desarrolló “el ABC del sistema, algo amateur que le sirvió a todo el mundo y todos quedaron muy satisfechos”.

Qlink.it 05

Hoy en día, detrás del proyecto “somos cuatro físicos: yo, que sigo en el ámbito académico, y tres más (Ricardo Bianchi, Lucas Mingarro y César Miquel), que tienen la compañía EasyTech.com.ar. Ellos han desarrollado gran parte de esto, después de la idea original”, explicó.

Como investigador del Conicet, Álvarez se dedica a la teoría cuántica de campos, aunque asegura que para pensar este sistema de cifrado no le sirvieron sus investigaciones sino saber de mecánica cuántica.

Porque, así como “en la mecánica cuántica cuando uno mira una partícula hace colapsar su función de onda y el receptor puede saber, si la función de onda viene colapsada, si alguien en el medio intervino, hablando mal y de pronto”, en Qlink.it es muy sencillo saber si el mensaje fue intervenido: no se abre.

Qlink.it 01

Atención! este qlink ya no existe, avisa la pantalla de la plataforma cuando se cliquea por segunda vez un link que ya fue abierto. “En la encriptación no sólo es importante que el mensaje vaya codificado, sino también saber si alguien lo miró”, señaló Álvarez, y agregó: “La gente puede pensar: ‘para qué me sirve saber si me miraron el mensaje, si ya me lo miraron’. Pero no es así, saberlo es clave”, porque permite determinar si los contenidos siguen siendo privados o si su seguridad fue vulnerada. Esta, también, es una limitación del sistema: quien tenga acceso al enlace podrá ver su contenido.

Según Alvarez, los grandes jugadores de la comunicación online no pueden ofrecer un servicio de este tipo “por una cuestión de topología. Porque el secreto acá está en que el que ofrece el servicio este no sea el mismo que transporta la llave. Si Yahoo! te ofrece un sistema como este, no es seguro, porque ellos estarían ofreciéndote la llave y llevándote el mensaje, entonces lo pueden mirar cuando quieren y volverlo a generar. Lo que lo hace seguro es la topología”, es esta división entre la herramienta de cifrado y el transporte del mensaje.

La plataforma, online desde agosto, recibe unas 5000 visitas diarias en sus buenos días, detalló Álvarez, y dijo que por el momento el grupo de cuatro físicos no tiene intenciones de hacer dinero, porque concibe su creación como un servicio; sostuvo que “por ahora es la satisfacción de contribuir y sentir que hicimos algo que puede llegar a cambiar el modo de usar la web es más que suficiente”.

Agencia Télam

https://qlink.it/main

http://www.lanacion.com.ar/1749058-qlinkit-la-herramienta-argentina-para-compartir-mensajes-que-se-autodestruyen

Las aplicaciones están matando a la #Web

20 Nov

Por Christopher Mims  | The Wall Street Journal Americas

Apps versus Web

La web -ese delgado revestimiento de diseño para humanos que recubre el murmullo técnico que constituye Internet- está muriendo. Y la forma en que está muriendo tiene implicaciones de mayor alcance que casi cualquier otro asunto tecnológico en la actualidad.

Piense en su teléfono móvil. Todos esos íconos en su pantalla son aplicaciones, no sitios web, y funcionan de formas que son fundamentalmente distintas a la manera en que funciona la web.

Montañas de datos nos dicen que estamos dedicando a las aplicaciones el tiempo que dedicábamos a navegar por Internet. Estamos enamorados de las aplicaciones, y se han impuesto. En teléfonos, 86% de nuestro tiempo se dedica a aplicaciones, y sólo 14% a la web, según la empresa de análisis móvil Flurry.

Esto podría parecer un cambio trivial. Antes, imprimíamos las instrucciones para llegar a algún lugar del sitio web de MapQuest, que a menudo estaban mal o eran confusas. Hoy, abrimos la aplicación Waze en nuestros teléfonos y nos guía por la mejor ruta para evitar el tráfico en tiempo real. Para quienes recuerdan cómo solía ser, esto es un milagro.

Todo lo referente a las aplicaciones se siente como una ventaja para los usuarios: son más rápidas y más fáciles de usar que lo anterior. Pero debajo de toda esa conveniencia hay algo siniestro: el fin de la misma apertura que permitió que las empresas de Internet crecieran para convertirse en unas de las firmas más poderosas o importantes del siglo XXI.

Por ejemplo, pensemos en la más esencial de las actividades para el comercio electrónico: aceptar tarjetas de crédito. Cuando Amazon.com debutó en la web, tenía que pagar varios puntos porcentuales en tarifas por transacciones. Pero Apple se queda con 30% de cada transacción que se realiza dentro de una aplicación vendida a través de su App Store, y “muy pocas empresas en el mundo pueden soportar ceder esa tajada”, dice Chris Dixon, inversionista de capital de riesgo de Andreessen Horowitz.

Las tiendas de aplicaciones, ligadas a sistemas operativos y aparatos particulares, son jardines enrejados donde Apple, Google, Microsoft y Amazon fijan las reglas. Por un tiempo, eso significó que Apple prohibió bitcoin, que para muchos expertos es el desarrollo más revolucionario en Internet desde el hipervínculo. Apple prohíbe aplicaciones que ofenden sus políticas o su gusto, o que compiten con su propio software y servicios.

Pero el problema con las aplicaciones es mucho más profundo que las formas en que pueden ser controladas por guardianes centralizados. La web fue inventada por académicos cuya meta era compartir información.

Ninguno de los implicados sabía que estaban creando el mayor creador y destructor de riqueza que se haya conocido. Así que, a diferencia de las tiendas de aplicaciones, no había forma de controlar la primera web. Surgieron los cuerpos que fijan reglas, como Naciones Unidas pero para lenguajes de programación. Empresas que hubieran querido eliminarse mutuamente del mapa fueron obligadas a acordar revisiones del lenguaje común para páginas web. El resultado: cualquiera podía crear una página web o lanzar un servicio, y cualquiera podía acceder a él. Google nació en un garaje. Facebook nació en la residencia estudiantil de Mark Zuckerberg.

Pero las tiendas de aplicaciones no funcionan así. Las listas de aplicaciones más descargadas ahora llevan a los consumidores a adoptar esos programas. La búsqueda en las tiendas de aplicaciones no funciona bien.

La web está hecha de enlaces, pero las aplicaciones no tienen un equivalente funcional. Facebook y Google intentan solucionarlo al crear un estándar llamado “enlace profundo”, pero hay barreras técnicas para lograr que las aplicaciones se comporten como sitios. La web buscaba exponer información. Estaba tan dedicada a compartir por encima de todo que no incluía una forma de pagar por cosas, algo que algunos de sus arquitectos lamentan hasta hoy, ya que obligó a la web a sobrevivir con publicidad.

La web no era perfecta, pero creó espacios comunes donde la gente podía intercambiar información y bienes. Obligó a las empresas a desarrollar tecnología que estaba diseñada explícitamente para ser compatible con la de la competencia.

Hoy, cuando las aplicaciones se imponen, los arquitectos de la web la están abandonando. El más reciente experimento de e-mail de Google, llamado Inbox, está disponible para los sistemas operativos Android y de Apple, pero en la web no funciona en ningún navegador excepto Chrome. El proceso de crear nuevos estándares web se ha estancado. En tanto, las empresas con tiendas de aplicaciones están dedicadas a que esas tiendas sean mejores que -y completamente incompatibles con- las tiendas de competidores.

Muchos observadores de la industria creen que esto está bien. La historia de la computación son empresas que intentan usar su poder para dejar afuera rivales, incluso si es negativo para la innovación y el consumidor.

Eso no significa que la web desaparecerá. Facebook y Google aún dependen de ella para brindar un flujo de contenido al que se puede acceder desde el interior de las aplicaciones.

No es que los reyes del actual mundo de las aplicaciones quieran aplastar la innovación. Sucede que en la transición a un mundo en el cual los servicios se entregan a través de aplicaciones, más que en la web, estamos ingresando a un sistema que dificulta mucho más la innovación, el descubrimiento imprevisto y la experimentación para quienes desarrollan cosas que dependen de Internet. Y hoy, eso significa prácticamente todo el mundo.

Actualización: después de la publicación original del texto, Mims publicó ayer una segunda columna, recogiendo algunas de las críticas y respondiendo a ellas; el texto puede leerse (en inglés) en el sitio del Wall Street Journal.

http://www.lanacion.com.ar/1745129-las-aplicaciones-estan-matando-a-la-web

Zona de Promesas

Blog de Tecnología en Español - Internet - Redes Sociales - Entrepreneurship - Innovación

Hablando de esto

Gente hablando de Social Media

Monkey Business

Average thoughts from an average man.

Fabián Urrutia

Data-Driven Marketing & Social Media

AMAS15m

Asamblea Medio Ambiente Sol 15m

Mi Primer Blog

Este blog está en modo prueba!!!

Maestria en Informatica

como aprendientes de maestria recomendamos este sitio WordPress.com

Doctora y Especialista en Psicología Clínica y Médica

Desde la comodidad y privacidad del hogar y a través de Videoconferencia, la psicología on line acerca al terapeuta a quien lo necesita, eliminando distancias geográficas para ofrecer sus servicios profesionales, adecuándose a las necesidades horarias del cliente. Contacte conmigo en el correo: psicoonline.es@gmail.com

Reflexiones Hoy

Contenido de alto valor.Reflexión-Meditación- Pensamiento,Ideas,Razon.

Kamikazed

Party People

Pantalla Rota

Mi visión desde mi agrietada pantalla.

Blog de Manuel Ponte

Sociedad hiperconectada y su nuevo avatar

Apoyo Ecológico

Apoyo ecológico es el sitio de CrowdFunding donde tus ideas en pro del medio ambiente, se hacen realidad.

coolhuntingtheworlddotcom.wordpress.com/

SPARKLE YOUR LIFE ADDING SOME GLITTER

1001 Scribbles

Random and Abstract Lines

Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

Psicología Feliz

Psicólogos, coaches y otros expertos en felicidad

Hello Geeky

Blog sobre tecnología, Internet y geekeadas varias.

A %d blogueros les gusta esto: