Tag Archives: Hewlett-Packard

El mito del nacimiento en el garaje suele ser demasiado bueno para ser cierto : #Apple #Google #HP #YouTube #Facebook #Tuenti #Atari #GE #PayPal #Dell #Mattel #UPS

3 Dic

En tecnología, la norma es jactarse de orígenes humildes, como los de Apple o Google; sin embargo, el surgimiento de las empresas tecnológicas no siempre es como lo cuentan

Por Tom C. Avendaño  | El País Internacional

Bill Hewlett (parado) y David Packard (sentado) en los inicios de HP

Bill Hewlett (parado) y David Packard (sentado) en los inicios de HP. Foto: Archivo

La tecnología viene de Silicon Valley y Silicon Valley viene de un garaje. La leyenda es así de simple; lo complicado es decidirse por qué garaje. Está el del número 367 de Addison Avenue, en Palo Alto, donde se encerraron en 1938 William Hewlett y David Packard a experimentar con dispositivos electrónicos y del que hoy cuelga una placa que reza: “Lugar de nacimiento de Silicon Valley”. O el del 2066 de Crist Drive, en Los Altos, donde Steve Jobs y Steve Wozniak construyeron la primera computadora Apple que se vendió al público en 1976. Y luego está el del 232 de Santa Margarita Avenue, en Menlo Park. Ese lo alquilaron en 1998 dos jóvenes llamados Larry Page y Sergei Brin para llevar allí el desarrollo de su joven empresa, Google.

El lugar está sorprendentemente intacto hoy. Con la alfombra azul que la entonces dueña de la casa, Susan Wojcicki, hoy consejera delegada de YouTube, puso para que los arrendatarios se sintieran más a gusto. La mesa de ping pong con la que se tomaban los descansos. Todo dispuesto para que el mito parezca real y nada recuerde que en realidad Google se había fundado dos años antes; tenía ya recabado más de un millón de dólares de varios inversores; y el ahorro que les suponía alquilar un garaje en lugar de una oficina era risible. Es más, en enero de 1999, tras solo cinco meses pisando la alfombra azul, los nueve empleados de Google se mudaron a unas oficinas convencionales. Pero el garaje está ahí, es propiedad de la empresa desde 2006, y los beneficios que genera en su mito fundacional son incalculables.

Ese es el poder mágico del garaje. Un empresario que lo menciona no solo está evocando el trabajo duro con el que Hewlett y Packard levantaron un imperio tecnológico desde su taller improvisado en Palo Alto. Y tampoco es solo que recuerde a los intrépidos visionarios de Apple a los que el mundo terminó dando la razón. Se está sumando a una larga tradición a la que pertenece Walt Disney, que fundó su empresa en el garaje de su tío Robert en 1923 y que más tarde usó dos estacionamientos como estudios de animación improvisados.

Mark Zuckerberg, uno de los creadores de Facebook

Mark Zuckerberg, uno de los creadores de Facebook. Foto: AFP

O Harold Matson y Eliot Handler, que en 1945 vendían marcos de madera para fotos y, con el material sobrante, fabricaban juguetes en su garaje. Fusionaron sus nombres y, llamados Mattel, crearon a Barbie y llegaron a convertirse en una multinacional de primer orden. O Michael Dell con la firma que lleva su apellido. O Jim Casey, de UPS. El mito del garaje transmite una serie de imágenes y valores admirables. Emprendimiento. Generación espontánea de ideas brillantes. Trabajo duro. La libertad de ser tu propio jefe y desarrollar tu propia visión. La ingenuidad de pensar que todo va a salir bien y la humildad de seguir trabajando cuando así es.

El garaje no es solo un enclave geográfico. “Es un estado mental. Es el rechazo del statu quo. Es afirmar: ‘No necesito docenas de ingenieros con máster para hacer frente a la competencia”, explica Guy Kawasaki, ex empleado de Apple y autor de varios libros sobre emprendimiento en Silicon Valley. El garaje es un símbolo. Una aviso del género al que pertenece el origen de cada empresa. Es el sueño americano. También es mentira.

Los hombres tras la cortina

“Es demasiado romántico y demasiado individualista”, protesta Dan Heath, periodista de Fast Company y autor, junto a su hermano Chip, de varios libros sobre estrategias empresariales. “Nos hablan del mito del garaje y visualizamos a dos tipos que crean algo brillante en secreto y luego se lo muestran a un mundo más que receptivo. Es decir, da una idea errónea de lo que se necesita para triunfar. Si quieres empezar una empresa, tus tareas son encontrar trabajo, aprender cómo funciona la industria y hacer contactos. Claro, es mucho más aburrido que una idea maravillosa desarrollada en un garaje”.

Pocos mitos del garaje aguantan un mínimo de escrutinio. Todos acaban revelando los factores clásicos que menciona Heath. Gente bien conectada con buenas amistades, experiencia en otras empresas y más capacidad organizativa que visión. Hewlett y Packard, por ejemplo, se conocieron siendo estudiantes en Stanford el año 1930, en plena Gran Depresión, cuando montar una empresa era impensable. Packard trabajó para General Electric durante años, donde aprendió de todo. Es más, uno de sus amigos de allí, John Cage, terminaría de profesor universitario y dirigiría hacia su negocio a todos los alumnos prometedores, lo cual fue determinante en el futuro imperio Hewlett Packard (en adelante, HP).

Stephen Wozniak y Steve Jobs cuando fundaron Apple

Stephen Wozniak y Steve Jobs cuando fundaron Apple. Foto: AP

El mito original de Apple también olvida aquella vez en 1967 cuando un niño de 12 años llamó a las oficinas de HP. Era Steve Jobs y quería componentes para construir un contador de frecuencias. Hewlett se quedó tan impresionado con el chico que le ofreció un trabajo de verano en su boyante negocio. “Lo que aprendí allí fue la base de lo que sería Apple”, confesó Jobs en una entrevista 2003. Así pudo recomendarle a su socio, Steve Wozniak, al que conoció a través de un amigo en común, que entrara a trabajar en HP en 1973, mientras él siguió formándose en la recién creada Atari. Todos estos elementos serían fundamentales en 1976, cuando se fundó Apple. Wozniak se había dado cuenta de que la computadora que tenía en mente no interesaba en HP. Jobs trajo a Ronald Wayne, el tercer fundador de la empresa, de Atari. Para entonces, ya no eran unos jóvenes jugando con una idea.

“Nadie quiere oír la historia de los chicos ricos que se citan en el Marriott para idear un plan de negocio. Eso no es romántico”, ha escrito Heath. Y no hace falta remontarse tantas décadas para encontrar elaborados mitos de garaje. El de Facebook, por ejemplo, es quizá el más sofisticado: un joven estudiante, Mark Zuckerberg, ideó un producto en su residencia en Harvard con la ayuda de unos amigos y, con pocos intermediarios más, el mundo les hizo ricos. Esta variación no esconde los elementos menos populares, sino que los disfraza. Harvard sale como un centro rancio y reacio al cambio, no como la universidad adonde acuden las élites. Los amigos de Zuckerberg aparecen como estudiantes entusiastas, no jóvenes ricos con ganas de invertir en algo.

También se cuenta que en 2005 unos amigos, Chad Hurley y Steve Chen, grabaron a un tercero durante una fiesta y, al ver lo complicado que era subir el video a Internet, decidieron fundar YouTube. No se cuenta que Hurley había sido uno de los primeros empleados en PayPal e incluso les había diseñado el logo. Y que su suegro, James Clark, es el fundador de Netscape Navigator. Es decir, los creadores de YouTube eran más de dos y tenían conexión directa con inversores. Meses después, Steve Chen le confesó a la revista Time que la anécdota de la fiesta había sido “adornada” para que sonara mejor.

El mito hecho realidad

La fábula es cada vez más popular. En 2005, dos profesores de la Universidad de California hicieron un estudio entre sus alumnos: el 89% de ellos podía citar alguna empresa creada de esta manera. Solo un 48% de las empresas se crea así, pero el estudio estima que las apariciones en la prensa de los mitos de garaje se multiplicaron un 250% entre 1980 y 2000. Y como cualquier mentira contada las suficientes veces, se está acercando a la realidad.

Sergey Brin (izq.) y Larry Page, fundadores de Google

Sergey Brin (izq.) y Larry Page, fundadores de Google. Foto: Archivo

Cuando la Comisión Nacional de Emprendimiento estadounidense estudió las raíces de las empresas mas grandes del país en el siglo XX concluyó: “En 1917, los emprendedores solían ser aquellos a los que se les negaba el éxito por otras vías. En 1997, emprenden aquellos que se pueden permitir el riesgo. El valor de la experiencia previa parece haberse disminuido”. Ninguna de las empresas estudiadas, por cierto, se había creado de la nada. El mito le pone cara a dos motores tangenciales pero inagotables del capitalismo actual: el sueño americano, según el cual un hombre puede llegar a lo más alto solo trabajando duro; y el ego de la industria tecnológica, obsesionada por la idea de irrumpir en el mundo.

Pero no por ello es imposible de exportar. Cuando Zaryn Dentzel, por ejemplo, llevó a España un poco de Silicon Valley con Tuenti, la red social española más poblada, también llevó ese mito. “Llamé a mis amigos de aquí y les dije que había que montar esto. Que había que montar Tuenti. Cuando empezamos a trabajar éramos cuatro personas. No había agenda, ni reuniones, ni calendario, ni nada, solo éramos cuatro tipos muy jóvenes que hacían código”, resume hoy. Su empresa ha crecido, pero de la mano de Telefónica. “Creo que poco a poco en España se ha ido entendiendo lo importante que es emprender y tomar las riendas de su propio futuro”.

Es lo que le pasa a los mitos demasiado atractivos. “Cuanto más cuentas una historia, más evoluciona”, explica Heath. “Se van resaltando los individuos, no las organizaciones. Los momentos particulares, no el progreso gradual. Creo que la historia de YouTube se hará aún más triunfal con el tiempo. Más majestuosa”. Con tal de que nadie se la crea.

http://www.lanacion.com.ar/1747454-la-verdad-que-ocultan-los-origenes-del-garaje-de-silicon-valley

Anuncios

Vender o no vender, el dilema de los emprendedores tecnológicos exitosos

25 Nov

La millonaria oferta de Facebook que rechazó Snapchat es un capítulo más entre las empresas que deben decidir si se mantienen independientes o aceptar ser adquiridas; los testimonios de los ejecutivos más destacados

THE NEW YORK TIMES.- Las reacciones la semana pasada fluían como frente a un test de Rorscharch . ¿Los jóvenes fundadores de Snapchat , una nueva empresa de mensajería móvil, se engañan a sí mismos al rechazar una oferta de compra por varios miles de millones de dólares? ¿Es demasiada avaricia pensar que podrán obtener más en el futuro? ¿O son valientes al perseguir sus sueños?

La decisión a la que se enfrentaron -vender o seguir independientes- es la que eventualmente enfrentan todos los empresarios de tecnología exitosos. Los fundadores se enfrentan a consideraciones frías de negocios: presiones de inversores y trabajadores que quieren liquidez, y cálculos complejos respecto de los tiempos en una industria dinámica. Pero la decisión también involucra ambición y cansancio, competencia y lealtad, sueños y realidad.

Los éxitos son los que reciben la atención. Pero Silicon Valley está lleno de historias de compañías que perdieron dinero al rechazar ofertas y de aquellas que vendieron demasiado pronto. “Nunca es obvio si hay que vender o mantenerse”, dijo Ben Horowitz de la firma de inversiones de riesgo Andreessen Horowitz, uno de los primeros inversores en Instagram , que fue co-fundada por Kevin Systrom y vendida a Facebook por 1000 millones de dólares . “Cuando Kevin vendió Instagram, la gente dijo que era un genio, y ahora pregunta si lo hizo demasiado pronto y dicen que Snapchat es tan audaz”, dijo. “¿Quién estuvo en lo cierto? Aún no lo sabemos.”

Cuando los fundadores de Snapchat rechazaron la oferta de compra, conjuró recuerdos entre fundadores de nuevas empresas que en un tiempo se enfrentaron a una decisión similar. Nueve de ellos recordaron sus pensamientos en aquel momento, cuando el dinero estaba sobre la mesa y el futuro era impredecible.

Por Claire Cain Miller

Max Levchin, de PayPal

Max Levchin, de PayPal

EBay llamó a la puerta muchas veces antes de desgastar lo suficiente a los fundadores de PayPal como para que acordaran vender. “Ellos decían Tienen que vendernos la empresa porque es una sinergia natural, y si no lo hacen los mataremos con la competencia “, dijo Max Levichin , co-fundador de PayPal.

En cada oportunidad, Levchin le preguntaba a los empleados: “En el fondo de su alma ¿en qué medida están cansados? ¿Siguen dispuestos a dar pelea?”, dijo.

En 2002, luego de que PayPal comenzara a cotizar en bolsa y “la pelea con eBay se había puesto realmente sangrienta”, vendieron la empresa a eBay por 1500 millones de dólares .

Max Levchin, de PayPal 2

“Tengo que reconocer que eBay ha sido un excelente marco para lo que construimos”, dijo.

“Es uno de los pocos acuerdos en la historia de Silicon Valley en que el adquiriente no ahogo al adquirido”.

Su siguiente compañía, Slide , fue una historia diferente. Hacía aplicaciones sociales y se vendió a Google por 228 millones de dólares. Google la cerró un año más tarde.

“La verdad respecto de Slide es que éramos una compañía con cinco años de vida que estuvo vagando por el desierto mucho tiempo preguntándose  cuál era su negocio”, dijo Levchin, que más tarde creó una nueva compañía de software, HVF. “Yo quería superar a PayPal y no funcionó”.

Por Claire Cain Miller

Oren Etzioni, de Netbot y Farecast

 

Oren Etzioni se contagió del bicho de la fundación de nuevas empresas tantas veces cuando trabajaba como profesor de ciencias de la computación en la Universidad de Washington, que parece que nunca se va a curar. Las cuatro empresas que ayudó a fundar han sido adquiridas, las más recientes por eBay y Microsoft.

Hay algunas consistencias en sus motivaciones para vender. Netbot, un servicio de comparación y compras que se vendió a Excite en 1997 por 35 millones de dólares, era más una tecnología que un negocio, dijo, y reclamaba tener vida dentro de una compañía más grande.

De modo similar, Etzioni dijo que vendió Farecast a Microsoft en 2008 por 115 millones de dólares en gran medida porque quería ver que el servicio, que ayuda a los viajeros a determinar cuándo les conviene comprar sus pasajes de avión, llegara a un público más amplio. Farecast se convirtió en la base para el servicio de viajes de Bing de Microsoft.

Dijo que había evitado vender las empresas a compañías que insistían en que los empleados se mudaran a otra ciudad distinta a Seattle. Y dijo que obtener el precio más alto para sus compañías no ha sido su principal prioridad.

“No quiero sonar como un santo”, dijo Etzioni, que ahora lidera el Instituto Allen de Inteligencia Artificial, un grupo de investigación sin fines de lucro. “Nunca me concentré en maximizar el dinero”.

Por Nick Wingfield

Philippe Courtot, de cc:Mail

Philippe Courtot, de cc Mail

Courtot y sus ingenieros crearon cc:Mail a fines de la década de 1980.

En 1990, Philippe Courtot recibió una llamada de Microsoft. ¿Estaba dispuesto a volar a Redmond Washington, para reunirse con Bill Gates? Dos años antes Courtot había fundado una compañía con 2000  dólares y junto con 12 ingenieros, estaba creando un nuevo producto de correo electrónico llamado cc:Mail.

Gates ofreció comprar su compañía por 12 millones de dólares.

“Creó que multiplicó un millón por 12 ingenieros, esa era la fórmula que usaban para adquirir compañías entonces” recordó Courtot. “Le dije que eso no era suficiente. Pero no era solo el precio, estábamos al borde de crear la plataforma de correo electrónico dominante”.

A Gates, jefe de la compañía entonces, no le cayó bien el rechazo. “Me dijo si no me vende la empresa seremos un duro competidor “. La ventaja que tenía Courtot, según dijo, era que cc:Mail funcionaba con múltiples sistemas operativos -Mac OS, Windows y Unix- mientras que el producto de Microsoft solo funcionaba en Windows. Durante el siguiente año cc:Mail dominó el producto de Gates, Microsoft Mail, hasta que Courtot recibió una segunda oferta de compra, esta vez de Lotus Development por 55 millones de dólares en efectivo.

Con Lotus, cc:Mail creció de cuatro millones de usuarios a 24 millones, hasta que IBM adquirió Lotus en 1995 y cerró cc:Mail. Microsoft Mail eventualmente se convirtió en Outlook.

“No debía haber vendido” dijo Courtot, que ahora es presidente y CEO de Qualys, una compañía de seguridad que comenzó a cotizar en bolsa el año pasado. “Eso es lo que más lamento. Pudimos haber avanzado mucho, pero mucho más rápido y haber llegado a la nube. Pero así es la vida”.

Por Nicole Perlroth

Jeremy Stoppelman, de Yelp

Jeremy Stoppelman, de Yelp

La primera vez que Yelp , el sitio local de críticas, rechazó una oferta de adquisición, un inversor alertó a Jeremy Stoppelman, el cofundador y CEO de la compañía, que entonces “tendría que construir una compañía real”.

“Yo dije ‘Sí, por supuesto’., dijo Stoppelman. “Pero no entendí en lo que estaba poniendo el acento el hombre. Es mucho trabajo”.

Tenía 28 años, Yelp tenía casi dos años y nada de ingresos y la compañía que quería comprar su empresa, que no quiso nombrar, ofreció 100 millones de dólares. “La arrogancia sin duda tiene su rol”, dijo.

Tres años más tarde Google ofreció 500 millones. El acuerdo parecía prometedor, pero las negociaciones fracasaron.

“Para todos los involucrados la sensación es un poco como si hubieran sufrido daño cerebral”, dijo, en gran medida porque la gente empieza a soñar con liquidar sus hipotecas. “Todos tuvimos que dejar de lado esas fantasías y volver al trabajo, incluyéndome”.

En aquel momento aún me veía como un tipo joven emprendedor, no el CEO de una compañía que cotiza en bolsa”, dijo. “Cuando decidimos ser independientes fue como decir Bueno, ya es hora, voy a tener que ser un CEO de verdad “.

Yelp comenzó a cotizar en bolsa en marzo de 2012. El precio de sus acciones se ha triplicado desde entonces, lo que le da un valor de casi 5000 millones de dólares.

Por Claire Cain Miller

Maggie Nemser, de BlackboardEats

Maggie Nemser, de BlackboardEats

En 2010, sólo un año después de que Maggie Nemser fundara BlackboardEats , que ofrece descuentos en restoranes, tuvo una oferta de compra de una compañía más grande.

Finalmente decidió no vender. “Era como si uno decidiera casarse con la primera personas con la que saliera, una se pregunta qué más puede haber por allí”, dijo.

“Una gran parte de mí quería que alguien se hiciera cargo de los dolores de cabeza diarios, como los beneficios de salud para el personal, y poder concentrarme en lo que mejor hago, que es el lado creativo”, dijo. “Pero no quería terminar mirando el pasado sintiendo que había tanto más que queríamos hacer”.

Y dijo que la otra compañía no tenía su “espíritu creativo”. “Hubiese renunciado a una parte del alma de la marca”. Pero ahora ve las ventajas de contar con los recursos de una compañía más grande. “Eso desconocido es lo que más me excita” dijo.

¿Y qué hay del alma y el espíritu creativo?

“Hay cosas que los fundadores deben seguir apreciando porque uno conoce su público mejor que nadie”, dijo. “Pero también creo que hay que ser práctica y manejar el negocio”.

Por Clair Cain Miller

Ben Horowitz, de Opsware

Ben Horowitz, de Opsware

Ben Horowitz tuvo sentimientos encontrados en 2007 respecto de la venta de Opsware , una compañía de software para empresas de la que fue co-fundador. “Hay una parte lógica y una parte emocional, y es difícil separarlas”, dijo.

Su lógica respecto de la venta de la compañía sigue siendo sólida, dijo. El mercado de automatización de los centros de datos estaba cambiando y la economía comenzaba a hundirse. Además Hewlett-Packard pagó 1600 millones de dólares.

Pero aún hoy sus emociones respecto de la venta son tumultuosas.

“Pasé ocho años, todos los días todo el día, tratando de construir esta cosa, y de pronto se va, se acaba simplemente”, dijo. Es un poco como que algo se muere.   Esa decisión es una de las más aisladas y solitarias que uno tiene que tomar” dijo Horowitz, que ahora asesora a empresarios como capitalista de riesgo en Andreessen Horowitz. “En la superficie se veía bien, pero después de que vendí la compañía sentía un total arrepentimiento de vendedor”.

Por Clarie Cain Miller

Dorothy McGivney, de Jauntsetter

 

Luego de dejar su empleo en el departamento de publicidad de Google en 2007, Dorothy McGivney creó Jantsetter , un boletín de viajes online que recomendaba las mejores cosas de Nueva York.

Pero McGivney, que ahora tiene 35 años, dijo que no contaba con los recursos para expandirse a otros mercados. Fue entonces que comenzó a buscar una compañía para vender su boletín.

“No estaba alcanzando los hitos que quería ver”, dijo. “Por lo que advertí que era le momento de encontrar un comprador y un socio que pudiera liberar el potencial de este público”.

Encontrar el candidato indicado fue difícil. McGivney dijo que no quería ofender el activo más valioso de Juantsetter -sus suscriptores- vendiendo el boletín a una compañía que enviara mensajes no deseados.

Eventualmente McGivney se conectó con Jake Dobkin, fundador de Gothamist , un blog de noticias para neoyorquinos popular, y consideró que encajaba bien. “Todos los que conozco leen Gothamist al menos una vez por semana”, dijo McGivney.

“Lo sentí realmente natural”.

Gothamist adquirió Juantsetter este mes por una cifra no difundida. McGivney está buscando ahora su próximo proyecto.

Por Brian Cehn

Aaron Levie, de Box

Aaron Levie, de Box

“En cuanto a experiencias de vida, rechazar mucho dinero es algo difícil de equiparar” dijo Aaron Levie , cofundador y CEO de Box, un servicio de almacenamiento de datos para empresas on line.

En 2011, según se informó Levie rechazó cientos de millones de dólares ofrecidos por su compañía. Tenía 26 años de edad, y su compañía 6 años.

Levie no confirmó el monto ni el comprador, pero dijo que hubo negociaciones con una “gran compañía de tecnología” por un precio similar a lo que se dijo. Vender lo hubiera hecho fenomenalmente rico, dijo, pero no rechazó el acuerdo porque quisiera ganar aún más.

“La gente en esta situación es muy, pero muy racional respecto del dinero, de un modo inusual”, dijo. “Uno no le dice no a un monto de dinero que le cambiaría la vida para obtener un monto de dinero aún mayor. Sé que no suena veraz, pero uno lo piensa mucho y piensa más sobre la compañía y su misión que respecto de si debe resistir para que algún día pueda tener dos yates realmente grandes en vez de uno”.

En este caso, dijo, “lo que teníamos en mente era: ¿es esta una oportunidad única en la vida de crear algo realmente nuevo, crear productos y servicios que nadie ha tenido antes? ¿Estamos mejor haciendo esto por nuestra cuenta o lo podemos hacer mejor con los recursos de una compañía grande?”

Dijo que eligió mantenerse independiente estudiando compañías que habían sido compradas y analizando si habían podido concretar lo que se propusieron lograr. La mayoría de esas compañías no concretaron lo que querían, dijo, en parte porque los más talentosos son atraídos a las empresas nuevas independientes.

Luego de rechazar una oferta grande “hay dos semanas en las que a uno se le retuercen las tripas, cuando uno se pregunta si tomó la decisión correcta”, dijo Levie. “Uno se pregunta si sonará el teléfono, si tendrá una venta. Eventualmente  uno consigue más clientes y crece y se afirma”.

Por Quentin Hardy

Dan Porter, de Omgpop

 

Omgpop fue una compañía de desarrollo de aplicaciones para iPhone que no conseguía una oportunidad. Con su sede en Manhattan, la compañía se mantuvo en el promedio de los desarrolladores de juegos durante años, con juegos que tenían un relativo éxito, pero ninguno lograba suficientes descargas como para mantener a flote la compañía.

Entonces presentó Draw Something , una variante para pantalla táctil de Pictionary. De la noche a la mañana se convirtió en un éxito. Fue descargado más de 35 millones de veces (desde entonces  perdió popularidad).

Cuando Zynga, la gran compañía de juegos sociales apareció, el mensaje estaba claro. Zynga quería contar con nuevos usuarios para sostener sus ventas, y Dan Porter, el CEO de Omgpop, sabía que no podía rechazar una oferta de compra.

“Habíamos estado trabajando más de cuatro años”, dijo Porter. “Miembros del equipo se habían casado, tenían hijos, y como CEO era plenamente consciente de en qué punto estaba la gente en su camino personal y profesional”, dijo. La compañía también vio la oportunidad de pagar a sus inversores “que se habían mantenido firmes a pesar de nuestras subidas y bajadas”, dijo.

Omgpop se vendió a Zynga por 180 millones de dólares en marzo de 2012, pero Porter dijo que no se trataba sólo del dinero sobre la mesa.

“Hay un millón de decisiones personales involucradas cuando uno tiene la oportunidad de vender la compañía”, dijo. Pero al final dijo “simplemente supimos que había llegado nuestro momento”. Porter pasó un año trabajando con juegos sociales en Zynga antes de dejar la empresa para iniciar un nuevo emprendimiento secreto. “A veces uno no ha hecho todo lo que se propuso y eso no tiene precio”, dijo.

Por Jenna Wortham

Traducción de Gabriel Zadunaisky

http://www.lanacion.com.ar/1640690-vender-o-no-vender-el-dilema-de-los-exitosos-emprendedores-tecnologicos

Presentan el nuevo USB: es 20 veces más rápido que el de una PC común

8 Ago

Confirmaron la nueva especificación 3.1, aunque todavía no hay dispositivos que la puedan aprovechar; se espera que lleguen al mercado en 2014

1748252w300

El nuevo USB 3.1 es 20 veces más rápido que el 2.0. Foto: USB.org

SB, la tecnología para conectar periféricos de todo tipo y transferir archivos entre dispositivos como pendrives y discos rígidos externos ( y que nació en 1996 en los laboratorios de Intel ), tiene una nueva versión: la 3.1, confirmada por el grupo que la desarrolla , formado por Hewlett-Packard, Intel, Microsoft, Renesas, ST-Ericsson y Texas Instruments, y que la llama SuperSpeed USB.

La versión 3.0 nació en 2008 y ya está presente en las computadoras más modernas, aunque todavía no tiene la presencia masiva que alcanzó su antecesor. Y es diez veces más veloz que el USB 2.0, el más difundido a la fecha (disponible en el mercado hace más de una década). Suele distinguirse del 2.0 por el color azul de sus conectores.

La buena noticia es que el USB 3.1 (y el 3.0) son compatibles con las versiones anteriores; la mala, que todavía no hay dispositivos capaces de aprovechar esta tecnología, que permite hace transferencias de datos que llegan a unos teóricos 10 gigabits por segundo, igualando así a Thunderbolt, la otra tecnología de transferencia de datos que desarrolló Intel , y que no ha tenido mayor presencia más allá de los equipos de Apple y algunas pocas notebooks y motherboards.

La mayor velocidad de transferencia de datos es clave para copiar archivos grandes a un disco externo, como videos caseros grabados en calidad Full HD. USB 3.0 y 3.1, además, aumentan el amperaje del conector, lo que permite, en dispositivos compatibles, una recarga más veloz de su batería (de un celular, por ejemplo).

Se espera que en 2014 lleguen al mercado los primeros equipos con USB 3.1.

http://www.lanacion.com.ar/1607039-presentan-el-nuevo-usb-es-20-veces-mas-rapido-que-el-de-una-pc-comun

Zona de Promesas

Blog de Tecnología en Español - Internet - Redes Sociales - Entrepreneurship - Innovación

Hablando de esto

Gente hablando de Social Media

Monkey Business

Average thoughts from an average man.

Fabián Urrutia

Data-Driven Marketing & Social Media

AMAS15m

Asamblea Medio Ambiente Sol 15m

Mi Primer Blog

Este blog está en modo prueba!!!

Maestria en Informatica

como aprendientes de maestria recomendamos este sitio WordPress.com

Doctora y Especialista en Psicología Clínica y Médica

Desde la comodidad y privacidad del hogar y a través de Videoconferencia, la psicología on line acerca al terapeuta a quien lo necesita, eliminando distancias geográficas para ofrecer sus servicios profesionales, adecuándose a las necesidades horarias del cliente. Contacte conmigo en el correo: psicoonline.es@gmail.com

Reflexiones Hoy

Contenido de alto valor.Reflexión-Meditación- Pensamiento,Ideas,Razon.

Kamikazed

Party People

Pantalla Rota

Mi visión desde mi agrietada pantalla.

Blog de Manuel Ponte

Sociedad hiperconectada y su nuevo avatar

Apoyo Ecológico

Apoyo ecológico es el sitio de CrowdFunding donde tus ideas en pro del medio ambiente, se hacen realidad.

coolhuntingtheworlddotcom.wordpress.com/

SPARKLE YOUR LIFE ADDING SOME GLITTER

1001 Scribbles

Random and Abstract Lines

Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

Psicología Feliz

Psicólogos, coaches y otros expertos en felicidad

Hello Geeky

Blog sobre tecnología, Internet y geekeadas varias.

A %d blogueros les gusta esto: